Nuestra misión es recuperar el 100% del solvente contaminado separándolo de los sólidos mediante un proceso de evaporación y de condensación, dicho proceso se hará por ciclos mediante un sistema de llenado automático y retirando el residuo (LODOS) en una bolsa de poliamida, almacenándolos para ser retirados por un gestor autorizado por la Semarnat.